Álamo.

10e_chk_plains_staples2_lg_Posible_ciudad.jpg
En el medio de una tierra árida, bajo un cielo que nunca deja de estar nublado, se encuentra ubicada “El Álamo”, la ciudad más conflictiva y problemática que existe dentro del Dominio; siendo su caótica estructura organizativa la principal causa de esto. Una ciudad que también se caracteriza por su decadencia, impunidad y libertinaje. En donde, bajo el amparo de sus propios dirigentes, se propician y ocurren cosas sórdidas que nunca son castigadas y ni siquiera perseguidas. Convirtiendo a este lugar en el refugio por excelencia para delincuentes y proscritos .

“El Gobierno” de esta ciudad mantiene constantes tensiones diplomáticas con el de las demás ciudades; que no consienten que los criminales mas buscados del Dominio terminen siempre escondiéndose allí, y aparte también critican el papel que juega dicho gobierno a la hora de controlar la anarquía y la ilegalidad que impera. No obstante, contrario a lo que se pudiera pensar, esta dejadez del “Gobierno” es fortuita, ya que en sí el verdadero papel de la administración no es el de gobernar, sino más bien el de mediar entre los verdaderos gobernantes de la ciudad.

GOBIERNO
En realidad la ciudad se encuentra controlada por Ocho (8) Clanes, quienes administran cada uno, a su voluntad individual, un sector distinto de la Ciudad. Y que para garantizar la armonía entre los intereses y las acciones individuales de cada clan, estos nombran en conjunto a una especie de Juez supremo, quien interviene en los conflictos como negociador entre las partes para asegurar que se cumplan los contratos de convivencia y trata de encaminar a los clanes en el horizonte del bien común. A este mediador se le da el nombre de “Pacto Viviente”.

alamo_contol_de_distritos.jpg


h6.


h6. PACTO VIVIENTE
Una de sus funciones primordiales es el mantenerse con vida, que es lo mismo que proteger el pacto, por lo que es costumbre que el elegido como “Pacto Viviente” sea alguien poderoso, ya bien por su fuerza, su astucia o influencia, capaz manejar los peligros inherentes a su condición. Es muy común el que tengan que lidiar con algún clan descontento que haya o pueda salir perjudicado por las decisiones que fueron o pudieran ser tomadas, teniendo que saber entonces lidiar con las represalias de quienes se vean afectados por sus mediaciones.

Es usual que sí un “Pacto Viviente” muere, se desate una guerra civil en la Ciudad, que solo logra calmarse una vez que los clanes se ponen de acuerdo en nombrar un nuevo “Pacto Viviente”, también un Pacto Viviente puede abandonar su cargo, pero deberá organizar la elección de su relevo de manera tal que los 8 clanes den visto bueno a su decisión, por ejemplo han habido registros de torneos de fuerza celebrados por un Pacto Viviente en donde el ganador de dicho torneo se quedaría con el título.

Es también su responsabilidad el asistir al Consejo de las Cinco Ciudades en calidad de representante de la ciudad para luego canalizar las directrices del Consejo entre los Clanes.

Álamo.

BRUMA Ganimedes Ganimedes